lunes, 28 de octubre de 2013

Pastelería de Manuela Formenti, antigua pastelería de "Las Estrellas", calle Comedias, antiguo número 25



Tarjeta postal inédita del comercio.
Colección Enrique Ibáñez



La pastelería de Manuela Formenti, antigua pastelería de "Las Estrellas" se encontraba en el anterior número 25 de la calle Comedias.

La proximidad de la Universidad otorgaba a la calle Comedias un ambiente joven y universitario que propiciaba la proliferación de locales orientados al disfrute de dulces, de los que los universitarios resultaban y resultan ayer y hoy, ávidos consumidores.

Así en esta calle había una notable competencia en el intento de atraer a jóvenes (o no tan jóvenes) dispuestos a dejarse los cuartos a cambio de deleitarse con un dulce, una horchata fresca o un vaso de chocolate caliente.

Competían con Manuela la chocolatería de José Salvador, en el número 5 y 7, que existía desde antes de 1892 bajo gerencia de Antonio Salvador hasta que en torno a 1897 José toma las riendas del negocio; en el número 21 atendía la panadería de Jaime Tuset y en el 31 la cerería/confitería de Manuel Edo (antes de Joaquín Puchades).

Manuela Formenti abrió su negocio a principios de siglo en el número 25, en el local que había ocupado la pastelería de Andrés Burgos, de la que tenemos constancia desde al menos 1892. A su pastelería se entraba por una puerta de doble hoja, una de las cuales había sido habilitada para servir como escaparate; a ambos lados de las jambas estaba decorada con dos figuras femeninas de estilo modernista. Su rótulo reivindicaba antigüedad y abolengo "antigua pastelería de Las Estrellas". El tradicional mostrador de madera recibía de frente a los clientes.

Factura del comercio

Manuela, muy posiblemente la señora que aparece en la imagen, pues era frecuente que el dueño o dueña posase para la foto de la tarjeta publicitaria de su comercio, se especializaba en empanadas, bizcochos, pasteles variados, dulces y repostería y así lo declaraba tanto en la tarjeta de su comercio como en sus facturas.

La pastelería pasó al número 17, aunque sin cambiar de local, al renumerarse la calle a principios de los años 20. No duró mucho más, pues en 1923 ya encontramos instalada allí a  otra saga de pasteleros, de origen segorbino, los Jericó, que por esas fechas abren en Valencia una sucursal de su pastelería de Segorbe. Bautizan a su negocio con el místico nombre de "la Rosa de Jericó", y tendrá tal éxito que, tras varios cambios de sede comercial, ha perdurado hasta hoy, aunque de ella hablaremos más adelante.

Autores: Gumer Fernández Serrano y Enrique Ibáñez López

Con la colaboración de: Ángel Martínez (blog "La Valencia desaparecida") cuyas observaciones y datos agradecemos.

Licencia de Creative Commons Comercios Históricos de Valencia by Gumersindo Fernández Serrano y Enrique Ibáñez López is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported License. Creado a partir de la obra en http://comercioshistoricosdevalencia.blogspot.com.es/.