domingo, 1 de diciembre de 2013

Instituto de La Nueva Ciencia de Curar del Doctor Vander (médico holandés) c/ Jorge Juan, 15



En la actualidad proliferan todo tipo de anuncios que publicitan productos milagrosos, curanderos, sanadores y pseudocientíficos de todo pelaje y condición. No hemos inventado nada, desde luego, pues como veremos en las siguientes líneas, los "remedios milagro" basados en palabrería barata, gozan de largo recorrido histórico en Valencia.
Si pensaban, estimados lectores, que la homeopatía, la naturopatía y similares eran invento reciente... pasen y lean...

Retrato de Kuhne

Louis Kuhne era un naturópata alemán, nacido en Leipzig y obsesionado por el veganismo, las fricciones y por privar de sal y azúcar en la dieta a sus sufridos pacientes. No es de extrañar que cuando abrió su clínica en Leipzig en 1883 no fuesen demasiados sus pacientes... y es que hacer dieta a base de ensalada, sin sal siquiera, es poco digerible por muy alemán que seas.

Establecimiento Internacional de Kuhne

Su establecimiento no obstante, llegó al rango de internacional, prometiendo curación, sin medicamentos ni operaciones. Tamaña promesa cautivó a muchos pues hubo de ampliarlo en 1892, 1901 y 1904. En origen no pasó de administrar tratamientos basados en inmersión, a modo de establecimiento balneario.
El "método Kuhne" tenía precursores en las figuras de Schroth, Rausse y Teodoro Hahn. Kuhne los simplificó en una serie de rutinas basadas en inmersiones, lavativas y fricciones. La cantinela que aún alguno cree sobre que "los medicamentos matan"  era filosofía de cabecera de este ilustre sanador.
No seamos duros con Kuhne. Desde los veinte años de edad sufría severos dolores de cabeza y problemas respiratorios que la medicina de su tiempo no atajaba. Ante el fracaso, desesperado como tantos otros, busco refugio en "alternativas" y convencido de haberlas hallado no es de extrañar que lo predicase a los cuatro vientos.
Y... ¿como nos afecta esto?
Pues porque uno de sus discípulos aventajados, ex director del establecimiento del doctor Kuhne, se asentó y ejerció en Valencia. Se trataba de Adrian Van der Put Vermuden.
Van der Put debió pensar que su apellido holandés era demasiado complejo para oídos poco afines a su lengua materna, así que lo simplificó para convertirse en el "doctor Vander" y con ese nombre se le reconoce en su publicidad.
Abrió en Valencia sede de su "Instituto de la Nueva Ciencia de Curar", en la calle Jorge Juan, 15, en el que atendía de 9 de la mañana a 2 de la tarde. También atendía por correspondencia, para lo que facilitaba un cuestionario a sus pacientes y en casos muy puntuales, visitaba a domicilio fuera de Valencia.


Tuvo clínica también en Barcelona, en la calle Consejo de Ciento, aunque hubo de cesar en sus actividades en 1927 debido a problemas legales surgidos de una reforma legislativa y especialmente, al ser demandado por ejercer pseudomedicina sin ser médico ni poseer cualificación médica reconocible. A partir de entonces se dedicó a la literatura naturópata, publicando hasta 40 libros y numerosos artículos. Tuvo su propia editorial en la plaza Monestir, 3 de Pedralbes. Falleció en 1973.

Autores: Enrique Ibáñez y Gumer Fernández