Lanas Aragón. Calle Aragón 14 y otras direcciones

Lanas Aragón. Calle Aragón 14 y otras direcciones.

Fuente: Colegio Oficial de Diseñadores de Interior y Decoradores de la Comunidad Valenciana

El precedente de la historia de Lanas Aragón empieza con la historia de su fundador Ernesto Martínez Colomer, natural de Ontinyent nacido en 1912, ciudad donde su familia funda una pequeña fábrica de botones de nácar. La vida de Ernesto gira desde muy pequeño en el mundo la moda. 

Con 10 años de edad se viene a Valencia con la familia y entra como aprendiz en los entresuelos San Martín. Pero el espíritu comercial de Ernesto le hace abandonar pronto este trabajo ya que no se resignada a ser un "chico de los recados". Más duradero fue su trabajo en la tienda del Gato en la plaza del Mercado, un gran barato que se dedicaba a la venta de textiles (ver entrada en nuestro blog). Su actividad comercial propia comienza comprado trajes a medida que compraba trajes en casa Mallent( una sastrería a medida). Pagaba 10 pesetas al sastre para que le hiciera el traje y Ernesto lo vendía en mercados doblando la ganancia. Vendía en el mercado de Ruzafa y en otros barrios de la ciudad.




















Cuando estalla la Guerra Civil, Ernesto es llamado a filas e interrumpe su labor comercial pero no del todo. Durante la guerra vende calcetines a los soldados y es el encargado de suministros, llegando a cambiar ropa por comida. En un día permiso se casa en 1938 con Amparo Soriano Penades, persona que llevará la gerencia junto a su marido  de la aún no existente Lanas Aragón.

Acabada la contienda, Ernesto cuenta con 27 años de edad. Pese a los momentos duros de la posguerra, abre un pequeño y modesto local en la calle Aragón nº 14 , bajo propiedad de sus suegros que tenían allí su vivienda. El género que vende es medias y madejas de lanas con dibujo de la Virgen del Pilar de Zaragoza. Por este motivo, y por estar ubicado en la calle Aragón, sus clientes empezaron a llamar al negocio Lanas Aragón, mucho antes de que tuviera nombre. Con el tiempo, el pequeño bajo empieza a ocupar bajos contiguos hacia la vecina calle Espartero. Nacía así el gran centro comercial Lanas Aragón, ya que la venta en este comercio superó con creces la venta en mercados.

En 1945 Lanas Aragón abre una sucursal  en la calle Cádiz. De pasar a tener 3 empleados (todos miembros de su familia), Ernesto abre una segunda tienda de 378 metros cuadrados y con 49 empleados. 
Fuente: Remember Valencia
En la década posterior, la expansión y ventas de la empresa hace que abra una tercera sucursal en la calle Játiva nº 17. Se trataba de la empresa ADEMAR  acrónimo de su mujer Amparo de Martínez. Esta sucursal abierta en 1955 tenía 1173 metros cuadrados con 49 empleados. 

La empresa tuvo un serio revés comercial años después con la riada de 1957 que afectó a alguno de sus bajos pero sobre todo al incendio de 1958 en su sede principal de la calle Aragón y originado en un negocio vecino. El bajo quedó completamente inhabilitado para continuar con el negocio en esa ubicación. La decisión de Ernesto fue trasladar los trabajadores y material destruido en el incendio en una nueva sede abierta en la calle  Ángel Guimerá nº 8, en una sede más amplia con una capacidad de más de 3.600 metros cuadrados y que tenía 400 empleados. También tuvieron un taller para ropa infantil en la calle de San Vicente Mártir, llamada ANEXOS ADEMAR y no abierto al público.


Fuente: facebook amigos y ex trabajadores de Lanas Aragón

En 1968 la empresa se convierte en sociedad anónima (MARCOL S.A.) . El día 27 de mayo de 1974 aborda su proyecto más ambicioso con la apertura  de un gran almacén en ña Avenida Pío XII de Valencia, con una extensión de más de 59.000 metros cuadrados cuyas existencias y personal procedía de los centros de  de Ángel Guimerá y de la Gran Vía Fernando el Católico.

Lanas Aragón se situó en el primer plano de los grandes centros comerciales de la época con la revolución acaecida en los años 70 que cambió los hábitos de consumo de la sociedad valenciana. Competencia de Lanas Aragón fueron la  Galería Todo situado en la avenida Barón de Cárcer  esquina con San Agustín, lugar que se convertirá en un epicentro del comercio de la ciudad. Casa Gay cerca de la calle Colón y sobre todo El Corte Inglés de la calle Pintor Sorolla inaugurado  del 23 de abril de 1971 también compitieron con Lanas Aragón.
Publicidad para cines

Cartel publicitario
Nacía así una nueva forma de vender en una sociedad que se abría al consumismo de masas y que abandonaba un largo tiempo de autarquía económica. Se puso de moda la devolución del artículo  si el cliente no estaba conforme con el producto adquirido o la venta a plazos  con una entrada del 35 % del precio del producto comprado a metálico y el pago de 18 o 24 letras mensuales.

La empresa familiar MARCOL vendió el 50 % de las acciones al precio simbólico de una peseta a RUMASA de Ruíz Mateos en el años 1982, con el fin de garantizar el empleo a sus numerosos trabajadores. La venta de MARCOL S.A coincidió con la compra de RUMASA de Mantequerias Leonesas con el propósito de relanzar Galerías Preciados. Con esta venta a RUMASA se construyó el edificio de LANAS ARAGON- RUMASA en la calle Colón y Pasaje de Ruzafa obra controvertida del arquitecto asturiano Fernando García- Ordóñez y que intentaba imitar a las torres de Quart.


El fin de la empresa MARCOL  coincidió en el incendio del gran centro comercial situado en la avenida de Pío XII en 1990, al mismo tiempo se produce la suspensión de pagos de la empresa con un pasivo de 4.500 millones de pesetas y con 1.100 empleados.
Fuente: Valenpedia. Las Provincias
Destacar la labor de la empresa en la promoción del deporte valenciano de Lanas Aragón en las secciones de Balonmano, baloncesto y futbol, y con la apertura del pabellón de la empresa en el año 1964 el  Pabellón Ernesto Martínez Colomer que perteneció a la familia hasta el año 2008 con el derribo del antiguo Pabellón Marcol. La venta a RUMASA de la empresa puso fin a las secciones deportivas de Lanas Aragón.
Pin deportivo de la empresa
El equipo de balonmano llegó a la primera división  que durante dos años consecutivos disputó la final de la Copa del Generalísimo contra el FC Barcelona. En el primer encuentro, celebrado en 1971 en Pamplona, se alzó con el trofeo.

Autores:

Enrique Ibáñez y Gumer Fernández.

Fuente: Falla Espartero. Gran Vía Ramón y Cajal. Homenaje Ernesto García Colomer. Recurso en línea.












Entradas populares