Ultramarinos de La Barcelonesa Ramón Bruño. Calle del Mar 1

Ultramarinos de La Barcelonesa de Ramón Bruñó. Calle del Mar 14

Fuente: Todocolección
Ya hemos visto en este blog algunos comercios dedicados a la venta de  productos de ultramarinos y alimentación. Si hay un negocio que más se prodigó en la ciudad es éste, tanto en el centro de la ciudad como en la periferia, ya que suministraba alimentos tanto producto fresco o enlatado, así como comestibles y bebidas alcohólicas.

Curiosamente la proporción de ultramarinos y licorerías era mucho mayor que carnicerías y pescaderías. No todo el mundo se podía permitir comer carne todos los días pero el alcohol mitigaba ese hambre engañando al estómago de la inmensa mayoría de la población.

La tienda de ultramarinos de Ramón Bruñó se abre en la calle del Mar número 14 en la última década del siglo XIX, cuando aún no habían muchos establecimientos de este tipo en Valencia. Al ser la calle del Mar un lugar de concentración burguesa se podía expender todo tipo de alimentos nacionales e importados de las Colonias de Ultramar. Así Ramón vendía chocolates, galletas, azúcar, tapiocas, cafés y tes. Como tienda un tanto elitista también tenía su sección de embutidos , jamones y queso, un alimento prohibitivo para la mayoritaria clase obrera, incluso para la clase media más modesta. Este comercio se especializaba en las pastas catalanas, de ahí su apelativo de La Barcelonesa.



En este ultramarinos  se publicitaba de una manera destacada las bebidas alcohólicas que se reproducía en forma de publicidad a todo color en las propias facturas emitidas por Ramón Bruñó. De una forma artística y a tintas de varios colores se insertaban verdaderos anuncios publicitarios en facturas desplegables a dos caras dos bebidas de origen francés:

* El licor Benedictine, según receta del monasterio benedictino francés de Fécamp que data de 1510, aunque recuperó la fórmula el licorero Alexandre Legrand (que había perdido a causa de la Revolución Francesa) y volvió a producir el licor a partir de 1863. Es una bebida alcohólica  consistente en coñac y brandy, macerado por separado por todo tipo de flores, hierbas aromáticas  y especias según una tradición secreta (o al menos eso dice la leyenda) que tantos réditos publicitarios aporta al licor en cuestión, que con posterioridad se macera y se fermenta durante un período de 40 a 60 días.

* El Ron Negrita creado por el licorero francés procedente de Limoges Paul Bardinet a partir de 1857, consistente en la destilación de la caña de azúcar por fermentación y destilación y envejecido en barrica de roble.

Ramón estuvo a cargo de la tienda hasta los años veinte del siglo pasado, cambiando la numeración del local al número 14 a partir de aproximadamente el año 1914.


Le sucedió Vicente Alarcón "Sucesor de Ramón Bruñó" manteniendo en nombre de Ultramarinos La Barcelonesa  quien siguió sus pasos y mantuvo la tienda abierta hasta los años sesenta, casi cuarenta años al frente del negocio, manteniendo la publicidad de licores en sus facturas al igual que su antecesor.

Enrique Ibáñez y Gumer Fernández.


YA EN LIBRERÍAS Y GRANDES SUPERFICIES, EL LIBRO "COMERCIOS HISTÓRICOS DE VALENCIA", DE LOS AUTORES DE ESTE BLOG Y EDITADO POR CARENA EDITORS, CON 368 PÁGINAS A TODO COLOR Y UNA AMPLIA SELECCIÓN DE COMERCIOS COMPLETAMENTE INÉDITOS ACOMPAÑADOS CON ALGUNOS DE LOS MÁS EXITOSOS DE ENTRE LOS PUBLICADOS EN EL BLOG REVISADOS, AMPLIADOS Y COMPLETADOS CON UN ABUNDANTE ACOMPAÑAMIENTO GRÁFICO. 



Y SI NO DESEAS DESPLAZARTE A TU LIBRERÍA HABITUAL, PUEDES PEDIR "COMERCIOS HISTÓRICOS DE VALENCIA" DIRECTAMENTE A LA EDITORIAL CARENA EDITORS DESDE AQUÍ: 









Entradas populares