sábado, 21 de junio de 2014

Julio Matutano Benedito. Matricero, grabador en aceros y fotógrafo aficionado.

Julio Matutano Benedito. Matricero, grabador en aceros y fotógrafo aficionado.



 En la primer cuarto del siglo XX se establece en la calle del Pilar número 18 bajo  un empresario (que estudia en la Escuela de Artesanos  de Valencia como pintor)  y  que tiene un taller de matricería  y grabador de acero que estuvo en esa ubicación  hasta los años cuarenta, más exactamente hasta el año 1947 cuando fallece Julio  y es enterrado en el cementerio General de Valencia. Este pequeño empresario seguramente no hubiera pasado a la posteridad a no ser por una afición a la fotografía que desarrolló Julio Matutano, siendo el pionero en Valencia en fabricar sus propias máquinas de fotografiar como veremos a continuación.

Su afición por la fotografía hace a Julio ser socio fundador del Foto Club Valencia que se  fundó el 29 de noviembre, como una sección dentro la  sociedad  La Ginetética que tenía su domicilio en la calle la Paz número 26, con el objetivo de propagar y fomentar en la cultura valenciana el arte fotográfico por medio de conferencias, excursiones fotográficas, concursos locales, etc.

Esto hace a  Matutano  presentarse a varios certámenes fotográficos como los de Tarragona (1932) y Boston entre otras., desarrollando la corriente pictorialista seguidos por otros fotógrafos valencianos de su época como Vicente Peydró Marzal, Vicente Martínez Sanz o Valentí Pla Talens por citar algunos. Una corriente la pictorialista que se alejaba de retratar el obejto fotografiado como un fiel reflejo de la realidad, intentado acercar la fotografía a las Bellas Artes, acercando la fotografía a una pintura.
Cámara Nerva. Post nº 3101 Remember Valencia III 
Así pues el matricero Julio Matutano inventa una cámara de fotografiar económica y netamente de fabricación española llamada Nerva. Esto fue en el año 1936, y sin saberlo consiguió acercar la fotografía a un amplio público que hasta entonces estaba alejado de las costosas máquinas de fotografiar de marca extranjera, máquina que se comercializó en los años de la posguerra debido fundamentalmente al periodo de autarquía  que sufrió España tras la Guerra Civil.

Así pues Diseña y comercializa la máquina llamada Capta, que según  José Aleixandre Porcar "es la primera  cámara de precio popular  fabricada en España denominada Nerva", una cámara de pequeño tamaño ideal para personas que no tienen grandes nociones de fotografía.
Cámara Capta 1
Post nº 3101 Remember Valencia III 
Pero el verdadero éxito lo tiene los años cuarenta cuando comercializa su segunda cámara: La Capta. Es una cámara de cuerpo de bakelita, que confecciona el propio Julio Matutano en su taller de matricería, con una decoración de Art Decó más próxima a años anteriores a la Guerra Civil. La Capta y la Capta-Baby , o la posterior Super-Capta, esta última que llegaba a costar  295 pesetas. llegando a ser una de las cámaras más populares en España, llegando a vender muchas unidades.

 En sus cámaras  tenía las iniciales de su productor, JMV (José Matutano Valencia).  y las piezas más técnicas y difíciles de fabricar en Valencia, como son los obturadores o las lentes, las encargaba a empresas alemanas como Rodenstock para incorporar  a su cámara.

Cámara Super-Capta
Post nº 3101 Remember Valencia III 
Tras el fallecimiento de Julio Matutano, sus hijos siguieron con el negocio paterno , siguiendo fabricando estas cámaras marca Capta como la Capta Flex o la Super-capta, que también era fabricada  por la empresa Aiscondel de Barcelona que comercializaron por Mampel Asens.

Los hijos de Luis bajo la denominación  Industrias Matutano S.L., mantuvieron una década más el negocio de su padre, teniendo su taller en la calle Salamanca número 40 y una fábrica en Mislata.


Capta-Baby
Debemos agradecer pues a Julio Matutano que fabricara  y comercializara cámaras económicas  en la posguerra. De no ser así quizás conservaríamos menos fotografías de la ciudad de Valencia y de otras ciudades españolas de las disfrutamos gracias a esta personalidad de la fotografía.


Autores:


Enrique Ibáñez.
Gumer Fernández