domingo, 2 de marzo de 2014

Orfebrería religiosa Casa Orrico. Buenos Aires 33.



La histórica Casa Orrico debe su origen a Miguel Orrico Laroca nacido en la localidad italiana de Treccina en 1835. A mediados del siglo XIX realiza varias obras para parroquias de la diócesis de Valencia y Castellón, y en torno a 1860 ya está empadronado en Valencia, aunque en su publicidad esta casa atribuía su fundación a la que en realidad era fecha de nacimiento de su fundador como se aprecia en la imagen que reproducimos.


En 1882 es reconocido como maestro platero sin examen previo  por el Gremi d´Argenters (plateros). De este obrador salió otro celebre broncista valenciano, Enrique Mariner Gurrea fundador de "Bronces Mariner". Se casó en segundas nupcias con Josefa Rigalt Gómez matrimonio del cual nació dos hijas, pero del primer matrimonio nació Manuel Orrico Guzmán que heredó el negocio de su padre hacia 1910 situado en la calle Juan de Mena 15 y en la calle Zaragoza número 28 y 30, y amplió el negocio a la plaza del Miguelete 11 y 12.

Publicidad del comercio

Manuel Orrico nació en Valencia en 1866 y se casó con Matilde Vidal Gascó. En torno a 1920 cambia la dirección de las dos sedes y se establece en la calle San Pedro Pascual 1 y en la calle Zaragoza 14 principal. De este matrimonio nace en 1891 Manuel Orrico Vidal que se será su sucesor.

Con las dificultades de la Guerra Civil  y los primeros años de la postguerra la empresa quedó reducida a una única sede en la calle Viciana número 3. Manuel se casa con Mercedes Gay y de este matrimonio nace en 1924 su sucesor Manuel Orrico Gay que coge el negocio tras la muerte de su padre en 1961, trasladándolo a la calle Buenos Aires 33.

Muestrario de copones

Manuel Orrico Gay se jubiló a principios de los años noventa y con él acabó esta saga de cuatro generaciones de orfebres ya que sus hijos no quisieron continuar con la actividad familiar. Destacó por defender los intereses de los plateros dentro de la Federación de Gremios de Artesanos, potenciando los intereses comunes a todos respetando la competencia entre ellos.

A la derecha Manuel Orrico en 1940.
Cruz de guía del Ecce Homo de Orihuela.

De la calidad y prestigio dan fe los numerosos encargos realizados por diferentes cofradías y parroquias a lo largo de la geografía peninsular, destacando el nimbo encargado de la coronación de la Virgen de los Desamparados de Valencia en el año 1927. Lamentablemente esta pieza desapareció  durante la Guerra Civil.

Trono de Orrico para la Virgen de la Paloma de Málaga.


Autores: Gumer Fernández y Enrique Ibáñez.

También te puede interesar:

La Tienda de las Ollas de Hierro

Ornamentos sagrados Justo Burillo